A Design For Life: ‘si queda alguna esperanza, está en los proles’

Reseña | ‘A Design For Life’ – Manic Street Preachers (1996) | Canciones

Nacer en una familia de clase baja es aprender a abrirse paso por la vida. Es valorar la mano asignada y jugarse las cartas lo mejor posible.

Las variables y oportunidades varían salvajemente de una biografía a otra. Pero para quienes comparten un origen similar, es fácil hallar empatía en el infortunio de otros, en la semejanza de sus condiciones adversas frente a las propias.

Sucede con quienes conocemos en las escuelas y en los trabajos. Inadvertidamente se convierten en cómplices de nuestras circunstancias de vida, y uno se vuelve testigo de las suyas.

A veces ese vínculo intangible existe también entre completos extraños. Y quizás por eso una canción como ‘A Design For Life’, de los Manic Street Preachers, conecta de inmediato con quienes comprenden su mensaje.

Cala hondo porque captura bien esa realidad que asocia a tantas personas y el orgullo que se desprende de esta.

Tan solo queremos emborracharnos

Pocas bandas tan entrañables como los Manic Street Preachers. Quizá su peculiar historia sea gran responsable de ello.

Para su cuarto álbum, Everything Must Go (1996), el grupo apenas se recuperaba de la irreparable pérdida de Richey Edwards, letrista, guitarrista y fundador de los Manic.

Desapareció en 1995 en Cardiff, Gales, y no fue dado por muerto sino hasta 2008. Con el alma rota y un hombre menos, el conjunto se vio obligado a continuar. Y así lo hizo, como trío.

Se han mantenido con esa alineación hasta el día de hoy, con éxitos y altibajos, pero nunca tan espontáneos y emotivos como en esta cuarta placa suya.

Everything Must Go es una síntesis de la época: del contexto de los Manic y de la escena musical europea de los 90’s. Es una fiel viñeta de su tiempo, eclipsada por grabaciones de bandas británicas mucho más populares.

«And I just hope that you can forgive us / but everything must go», decían en la pista que da nombre al disco. Fue su manera de disculparse con Edwards.

A Pure Motive / Design For Life

‘A Design For Life’ es una canción de inmensa honestidad, de estremecedora belleza.

Originalmente un poema de dos páginas, su primera parte se titulaba ‘A Pure Motive’; la otra, ‘A Design For Life’.

El tema musical en que derivó es toda una declaración de intenciones, un ejercicio de autoafirmación de parte de sus autores.

“La canción se inspiró en lo que percibí como las clases medias que intentaban secuestrar la cultura de la clase trabajadora”, explicó Nicky Wire, bajista y autor de la letra.

“Esto fue normalizado por ‘Girls And Boys’ de Blur, la imagen del galgo en la portada de Parklife. Era yo diciendo: esta es la verdad”.

Blur - Parklife (cover)
Parklife – Blur (1994)

Wire tomo como referencia también la lectura que lo acompañaba para entonces: 1984, de George Orwell.

Su esposa trabajaba en algunas bibliotecas al sureste de Gales. Y en una de ellas había un letrero con la trillada pero contundente leyenda «Knowledge is power».

La conexión de ambos conceptos estaba casi servida, y poco después se convirtió en el primer sencillo de Everything Must Go, en 1996. Orwell se equivocaría de año, pero no tanto en la perdurabilidad de su mensaje.

James Dean Bradfield, a través de las palabras de Nicky, se alejó de las connotaciones políticas del libro y se quedó con lo esencialmente filosófico. Rescató lo más humano de ese inquietante relato de clases sociales y totalitarismo.

Hay algo en su voz y timbre, en su forma de cantar esta pieza en específico, que conmueve y provoca empatía inmediata. ¿Cómo no creerle cada verso, cada repetición del estribillo?

Y a decir verdad, no es la única canción de ese LP que emana las mismas cualidades.

Las bibliotecas nos empoderaron

El dinero y el “éxito pueden cambiar irremediablemente a la gente.

Pero acceder a mejores condiciones de vida, en lo monetario y en lo terrenal, en lo intelectual y en lo cultural, no implica olvidarse de nuestros orígenes, de nuestra identidad.

Tampoco debería dar pie a la denostación de aquellos que no han tenido una sola oportunidad en su vida.

Nacer y crecer en un entorno limitado no significa que uno no pueda permitirse soñar, aspirar a mejores días y anhelar una mejor comprensión del mundo.

“Todos respiramos el mismo aire. Debemos dar una oportunidad a todos, al menos una oportunidad básica”, dijo alguna vez Ayrton Senna. Desde su posición de privilegio, parecía entender mejor que los políticos locales la realidad de su natal Brasil y sus toscos contrastes de clases.

Ciertos artistas logran algo parecido. Tienen claro que quienes les aplauden y admiran son personas antes que fans. Son conscientes de que algunos no han tenido las mismas oportunidades que ellos. Y alcanzan, sin esfuerzo, una conexión artística mucho mayor.

‘A Design For Life’ | Manic Street Preachers | Everything Must Go | 1996

Libraries gave us power
Then work came and made us free
What price now
For a shallow piece of dignity

I wish I had a bottle
Right here in my dirty face
To wear the scars
To show from where I came

We don’t talk about love
We only want to get drunk
And we are not allowed to spend
As we are told that this is the end
A design for life
A design for life

I wish I had a bottle
Right here in my pretty face
To wear the scars
To show from where I came

We don’t talk about love
We only want to get drunk
And we are not allowed to spend
As we are told that this is the end
A design for life
A design for life

We don’t talk about love
We only want to get drunk
And we are not allowed to spend
As we are told that this is the end
A design for life
A design for…

Escuchar Everything Must Go en Spotify

Si te gustó ‘A Design For Life’, también podría interesarte:

‘Beached’, o el significado del paraíso, según Leonardo DiCaprio

3 comentarios en “A Design For Life: ‘si queda alguna esperanza, está en los proles’”

Deja un comentario

eighteen + 15 =